Català  |   Castellano

 


Únete a nuestra página de


Tipos de empresa

Dependiendo del tipo de empresa puedes encontrar con unas condiciones laborales u otras, y aunque cada empresa es un mundo, sí que existen unas líneas generales por las cuales poder guiarse para ver qué tanto se adecua una determinada empresa a tus intereses laborales y predilecciones personales. Lo vamos a analizar según los siguientes aspectos:

Tipo de sector o actividad
Tamaño de empresa
En qué momento se encuentra
Empresa privada, pública o mixta
Ámbito territorial
Destino de los beneficios

• Tipo de sector o actividad: Ten en cuenta por ejemplo que las empresas que se encuentran en el sector industrial se pueden mover más por resultados, con horarios bastante marcados. En empresas del sector servicios el horario viene más marcado por el cliente, por lo tanto nos enfrentamos a horarios que pueden ser más variables, y por otro lado se requiere de mayor flexibilidad. Por otro lado, cada sector empresarial tiene un convenio colectivo específico para los trabajadores, que son unas normas que complementan el estatuto de los trabajadores que es la ley general. Es importante tener en cuenta que este convenio colectivo determina horarios, condiciones salariales, incrementos de categorías, normativa para la promoción, y el resto de condiciones laborales. No está de más informarse que ventajas tiene uno u otro sector empresarial.

• Tamaño de empresa: La gran empresa ofrece una mayor estabilidad, más peso en tu currículum y una división del trabajo más estricta y especializada. En cambio en la pequeña y mediana empresa las oportunidades de aprender varias funciones son mayores, por lo tanto son mayores las oportunidades de crecimiento y desarrollo a corto plazo para el trabajador.

• En qué momento se encuentra: La empresa puede estar en un momento de despegue, de estabilidad o de decadencia. Ten en cuenta que en un momento de despegue las oportunidades de promoción suelen ser mayores si bien es un momento duro por la inestabilidad y la presión que supone.

• Empresa privada, pública o mixta: Todos conocemos las ventajas de trabajar en la empresa pública, donde las condiciones laborales han de ser un ejemplo para el resto de empresas y por tanto favorecen al empleado. Muchas personas deciden presentarse a oposiciones para convertirse en funcionarios. Pero también tiene inconvenientes que se han de tener en cuenta. Algunos de ellos son: lentitud en los cambios y  en las promociones, una jerarquía muy marcada, tareas rutinarias y rígidas, etc.

• Ámbito territorial: También es bueno tener en cuenta el ámbito donde se mueve la empresa. ¿Es a nivel local, regional, nacional o internacional? Puede ser que hayan oportunidades de desplazarse o bien también se puede contemplar como una desventaja.

• Destino de los beneficios: Una organización puede ser sin ánimo de lucro, con lo que vuelca sus beneficios en el desarrollo de la misma empresa o bien con ánimo de lucro, con lo cual pasan a manos de accionistas y propietarios. No hace falta decir más…





Página realizada por Sinter Visual