Català  |   Castellano

 


Únete a nuestra página de


¿Dónde buscar trabajo?

Antes de ponerte manos a la obra y comenzar a enviar tu currículum a destajo, es muy recomendable trazarse una estrategia de búsqueda para no dejarse ninguna opción, y así evitar perder oportunidades. Hemos de utilizar todos los canales que tenemos a mano para detectar posibles empleos que nos puedan interesar. Los más destacados son los siguientes:

Amigos, familiares y conocidos
Internet
Empresas de trabajo temporal
Prensa
Bolsas de trabajo
Oficinas de empleo (administración pública)

Amigos, familiares y conocidos:
Casi siempre acabamos comprando aquello que nos inspira más confianza. Quizás por que nos lo ha recomendado un amigo, o porque conocemos al vendedor, o porque nos dio buen resultado un producto de la misma marca… Los empresarios, a la hora de contratar personal funcionan de la misma manera, y confiarán más en personas de las que tienen referencias. Así pues el punto por el que debemos comenzar es este: Utilizar nuestra lista de amigos, familiares y conocidos. La mayoría de puestos de trabajo se seleccionan por esta vía, así que es una de las más importantes a explotar.

¿Qué acciones puedes llevar a cabo?
• Todo tu entorno debe saber que estás buscando trabajo y qué tipo de trabajo estás buscando exactamente, así si se enteran de alguna oferta te podrán recomendar o bien avisarte para que te presentes. No tengas miedo en hacerte pesado, la gente se olvida a menudo de estas cosas y es preciso recordárselas.
• Utiliza todos los medios a tu disposición para informar a todo el mundo: tu lista de contactos del mail, tus amigos de las redes sociales, etc.
• Recupera el contacto con antiguos compañeros de trabajo o incluso antiguos jefes. Ellos también te pueden ayudar a encontrar buenas ofertas dentro de su empresa actual o bien en otras del sector.
• Recupera el contacto con compañeros de estudios y pídeles también ayuda. Ellos seguramente se moverán dentro de tu mismo ámbito laboral y es probable que conozcan ofertas. 
• Contacta con las personas con las que hayas tenido alguna relación laboral alguna vez. Pueden ser clientes, vendedores, etc, ellos también te conocen, saben cómo trabajas y te pueden ayudar a conseguir ofertas de trabajo.

Internet:
Internet te va ayudar a encontrar ofertas en el mismo momento que salen al público y además canales para contactar con empresas, personas que se dedican a la selección de personal, o bien trabajadores del sector al que te quieres dirigir. Las acciones que puedes poner en marcha son las siguientes:
• Colgar tu currículum en portales de Internet que se dedican a ello, y consultar a su vez las ofertas que tienen. Las páginas web más conocidas y con mayor tráfico son las siguientes: Infojobs.com, trabajar.com, infoempleo.com,… pero hay muchísimas más en las que puedes consultar diariamente. También la administración pública tiene su propia red en España. Tienes toda la información en redtrabaja.es
• Utilizar las redes sociales (como Face Book o My Space), las redes profesionales (como Linkedin o Xing), donde también puedes colgar tu currículum y contactar con empresas y profesionales del sector.

Empresas de trabajo temporal (ETT):
Aunque las ofertas en estas empresas son de carácter temporal, muchas veces las  empresas utilizan este canal para preseleccionar a personal para ofertas de trabajo indefinido. Es por ello que te puedes inscribir a estas Empresas remarcando que estás buscando un trabajo estable, si es lo que te interesa, y utilizarlo como “trampolín” para conocer empresas.
Entre las ETT más importantes encontramos las siguientes: Adecco, Randstad y Manpower.

Prensa:
En las publicaciones de prensa (periódicos, revistas, etc) también es posible encontrar ofertas de trabajo, aunque hoy en día está perdiendo su fuerza respecto a Internet.

Bolsas de trabajo:
En las organizaciones de estudios y profesionales suele haber una bolsa de trabajo para que empresas y particulares cuelguen su anuncio. Puedes ponerte en contacto con aquellas entidades que tienen que ver con tu formación y/o tu oficio: escuelas profesionales, universidades, colegios profesionales, gremios, asociaciones empresariales, sindicatos,  etc.

Por último está de más decir que podemos aprovechar los recursos que la administración pública nos proporciona. En las oficinas de empleo nos pueden ofrecer ayuda tanto para encontrar ofertas como acceder a cursos formativos y otros recursos.





Página realizada por Sinter Visual